viernes, 3 de octubre de 2008

PINGUINOS



PINGUINOS

Los pingüinos (orden Sphenisciformes) son aves marinas. No son “pájaros”, pero definitivamente son aves ya que tienen plumas. Tal vez más sorprendente para algunas personas es que a pesar que pasan la mayor parte del tiempo dentro del agua del mar y no pueden volar por el aire como muchas otras aves, son aves del vuelo.

Algunas especies de pingüinos se mantienen la mayor parte del tiempo nadando en los océanos lejos de tierra. Lo cual nos crea cierta dificultad para verlos. Afortunadamente durante la temporada de cría vienen a tierra para anidar y criar sus pichones. Poco después vuelven a regresar a tierra, o a algún témpano de hielo flotante, para mudar sus plumas. Es durante estos descansos cuando mejor podemos observarlos.
El pico lo tienen largo; en algunas especies es bien puntiagudo. Como se alimentan de peces, calamares, crustáceos, krill (los camaroncitos antárticos) y otros animalitos marinos, esta forma del pico les facilita atrapar la presa. También les sirve de defensa. Si ve algún pingüino en dificultad, tenga mucho cuidado si se requiere acercársele para poder ayudarlo. Algunas especies, aun aquellas que aparentan ser totalmente inofensivas, nos pueden arrancar una tira de piel de un picotazo. Las aletas también son peligrosas; el Pingüino Emperador de un aletazo le puede partir una pierna a un hombre, ya se han dado los casos.


LOCOMOCIÓN:
Tienen las patas en la parte posterior del cuerpo y en la tierra pueden caminar, y hasta correr más rápido que nosotros. Caminan de forma erecta, hay veces al andar se tambalean como lo hacen los patos. Al menos una especie se traslada por tierra dando salticos. También se deslizan sobre la nieve como toboganes.
Como en la mayoría de las aves, en cada pata tienen cuatro dedos. Tres dedos son delanteros y uno es posterior. El dedo posterior es pequeño y se mantiene separado. Los tres delanteros son largos, gruesos y están unidos por una membrana interdigital.
Cuando nadan se propulsionan con las alas. Las patas y la cola, que varía el largo según la especie, las emplean como timón.


REPRODUCCIÓN:
La mayoría anida una vez por año. Por lo general forman colonias donde se congregan hasta millones de ellos. Los dos padres cuidan de los pichones. El Pingüino Emperador cría durante el invierno austral en Antártica, incubando el huevo entre las patas en temperaturas de 40º C bajo cero.